martes, 5 de julio de 2011

MANTRAS CON LOS NIÑOS


Etimológicamente, la palabra mantra proviene de los vocablos sánscritos MAN: mente y TRA: liberar. En otras palabras, un mantra es una vibración sonora que ayuda a liberar nuestra mente de las influencias de la propaganda, pesadillas y ansiedades que se acumulan en ella.


Los mantras son recursos para proteger a nuestra mente contra los ciclos improductivos de pensamiento y acción. Aparte de sus aspectos vibracionales benéficos, los mantras sirven para enfocar y sosegar la mente. Al concentrarse en la repetición del sonido, todos los demás pensamientos se desvanecen poco a poco hasta que la mente queda clara y tranquila.

¿Cómo funcionan?

Los mantras emplean los mismos canales subliminales que la música y los anuncios publicitarios, aunque con intenciones mucho más benéficas.
No es necesario intelectualizar el "significado" o la simbología del mantra para que su sonido ejerza sus efectos sobre nosotros. El ritmo sonoro funcionará en el plano inconsciente y acabará por saturar los pensamientos conscientes, lo cual a su vez, afectará a los ritmos. De hecho, parte de la magia del mantra consiste en que no se debe reflexionar sobre su sentido, pues sólo así trascenderemos los aspectos fragmentarios de la mente consciente y percibiremos la unidad subyacente.

En muchas ocasiones cuando los niños se encuentran nerviosos la utilización del mantra sirve para tranquilizarlos, siendo muy beneficioso para ellos ya que los libera de posibles tensiones y además les divierte cantarlo. Por esta razón, muchas veces se puede introducir en alguna clase de música o al finalizar algún examen.
En este vídeo hay un mantra muy bonito, fácil de aprender y de los más conocidos en nuestra cultura. El mantra es OM MANI PADME HUM y es el mantra de la compasión y significa: "la joya del loto que reside dentro". Para cantar un mantra y que tenga efecto no hace falta saber su significado.

Om la primera sílaba está compuesta por tres letras A, U, y M. Estas simbolizan el cuerpo, el habla y la mente impura del practicante; también simbolizan el cuerpo, el habla y la mente puros y exaltados de un buda.

Mani significa joya y simboliza los factores del método: la intención altruista de iluminarse, la compasión, y el amor. Así como una joya es capaz de eliminar la pobreza, la mente altruista de la iluminación es capaz de eliminar la pobreza o las dificultades de la existencia cíclica y de la paz solitaria.
De igual forma, así como una joya cumple los deseos de los seres sintientes, también la intención altruista de llegar a la iluminación satisface los deseos de los seres sintientes.


Padme, que significan loto, simbolizan la sabiduría. Así como un loto crece en el lodo sin ensuciarse con las faltas de éste, la sabiduría es capaz de ponerte en una situación sin contradicciones, donde de cualquier otra forma habría contradicción si no tuvieses sabiduría. Existe la sabiduría que comprende la impermanencia, la sabiduría que comprende que las personas están vacías de autosuficiencia o existencia sustancial, la sabiduría que comprende el vacío de la dualidad –esto es, la diferencia de entidades entre sujeto y objeto– y la sabiduría que comprende el vacío de la existencia inherente. Aunque hay diferentes tipos de sabiduría, la principal de todas estas es la sabiduría que comprende el vacío.


Hum indica indivisibilidad. La pureza debe lograrse mediante la unión indivisible entre el método y la sabiduría; dicha unión está simbolizada por la última sílaba, Hum…


De acuerdo con el sistema del sutra, esta indivisibilidad del método y la sabiduría se refiere a la sabiduría afectada por el método, y al método afectado por la sabiduría. En el vehículo del mantra, o tantra, se refiere a una conciencia donde existen en forma completa ambas, la sabiduría y el método como una entidad indiferenciable.


Así, las seis sílabas, Om Mani Padme Hum, significan que a partir de la práctica de un camino, que es la unión indivisible del método y la sabiduría, puedes transformar tu cuerpo, tu habla y tu mente impuras en el cuerpo, el habla y la mente puras y exaltadas de un buda.


Se dice que no debes buscar la budeidad fuera de ti, las sustancias para el logro de la budeidad están dentro de ti. Como dice Maitreya, en el Sublime Continuo del Gran Vehículo (Uttaratantra), todos los seres tienen intrínsecamente la naturaleza búdica en su continuo mental. Tenemos dentro de nosotros la semilla de la pureza, “la esencia de aquellos que han ido” (Tathaghatagarbha), que debe ser transformada y desarrollada completamente en la budeidad.


Es conocido que el bebé desde su gestación reconoce las voces de sus padres, allegados y también de los sonidos y música que rodean a la madre. Escuchar la misma música durante los meses de gestación causa una familiarización del bebé con el sonido. Luego de nacido, puede utilizarse para sus horas de sueño para inducirlo a dormir, o incluso en momentos de crisis lo ayudará a tranquilizarse.


Hay música especial para los momentos intranquilos de nuestro bebé: mantras para bebés.


Los mantras para bebés son canciones con música de bebés, mucho más lentas y con más instrumentos que mantras. Si no encuentras este tipo de mantras, puedes utilizar los tradicionales, que sin duda ayudarán a crear un ambiente de paz y relax.


Otra opción es la música de cuencos tibetanos, son sonidos realizados con cuencos que vibran placenteramente, también es usada en las sesiones de terapia alternativa recreando ambientes de tranquilidad.


Siempre ten en cuenta que el ambiente en casa influye mucho en el estado de ánimo de nuestros bebés y niños. Una música relax ayudará a tranquilizarlo y brindarle armonía.


http://entrepadres.imujer.com/2010-12-28/11375/mantras-para-bebes

Ejercicio mantra de yoga para bebés



Mantras para bebes







Mas sobre los mantras:  MEDITACIÓN Y VIDA: Mantras 
                               MEDITACIÓN Y VIDA: Mantras II 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada